Sede y situación

Miguel Ferro Caaveiro s/n – San Lázaro
15707 Santiago de Compostela (ES)
TEL 981 519 988 FAX 981 570 020
info@palaciosantiago.com



Aeropuerto de Santiago de Compostela

SITUACIÓN: LAVACOLLA
DISTANCIA A LA CIUDAD: 12 KILÓMETROS
TELÉFONO: 981 547 500
WEB: www.aena.es

El aeropuerto internacional de Lavacolla, el de mayor tráfico de Galicia y con conexiones internacionales e intercontinentales, se encuentra a 12 kilómetros del centro. Desde allí se puede acceder a la ciudad en autobús de servicio regular diurno o en taxi.

Estación de tren de Santiago de Compostela

SITUACIÓN: C/ HÓRREO, S/N (Centro Ciudad).
TELÉFONOS: 902 240 202 y 981 591 859
WEB: www.renfe.es

Dos trenes diarios directos enlazan con Madrid (TALGO y Expreso), y uno con Bilbao. A través de un único trans-bordo, se accede diariamente a Barcelona, Hendaya y París, y a casi todos los destinos nacionales de importancia.

Cada hora salen trenes para los principales destinos del corredor atlántico –A Coruña, Vilagarcía de Arousa, Pontevedra y Vigo–. También hay conexión directa con la ciudad de Ourense.

Estación de autobuses de Santiago de Compostela

SITUACIÓN: SAN CAETANO, S/N (Norte Ciudad)
TELÉFONO:981 587 700
WEB: www.tussa.org

La estación de autobuses está situada en plena ciudad y muy próxima a los edificios administrativos del gobierno de la comunidad autónoma (Xunta de Galicia). En ella operan diversas compañías de transporte locales, regionales y nacionales que comunican Santiago con las principales poblaciones gallegas, Portugal, Madrid, Barcelona y Bilbao. La elevada frecuencia de viajes en las líneas permite, además, enlazar cómodamente con otros medios de transporte para desplazarse a destinos europeos.

Llegar a Santiago por carretera

Todo el corredor atlántico está comunicado por autopista o autovía. La Autopista del Atlántico AP-9, comunica Santiago de Compostela con las principales ciudades costeras de Galicia, y discurre desde Ferrol y A Coruña, al norte, pasando por las Rías Baixas, Pontevedra y Vigo hasta Tui, en la frontera con Portugal.

Desde la meseta castellana se accede a través de la Autovía del Noroeste (A-6), que enlaza con la AP-9 en las inmediaciones de A Coruña, o mediante la Autovía de las Rías Baixas (A-52), que cruza la provincia de Ourense y enlaza con la AP-9 a la altura de Vigo. Desde Ourense existe también la posibilidad de coger la carretera nacional 525 y enlazar en Lalín con la autopista AP-53 a Santiago.

Desde el corredor cantábrico, se accede a Galicia a través de Ribadeo, localidad gallega fronteriza con Asturias, a través de la N-634, carretera en muy buen estado que enlaza con la Autovía del Noroeste (A-6).




Santiago de Compostela

Santiago de Compostela es una ciudad monumental que se fue conformando a lo largo de los siglos alrededor del sepulcro del Apóstol Santiago el Mayor. El resultado es un conjunto arquitectónico extraordinario, armónico y declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Considerada uno de los tres centros espirituales de la Cristiandad, junto con Roma y Jerusalén, la urbe se convirtió desde la Edad Media en meta de peregrinaciones religiosas, fenómeno que dio origen al Camino de Santiago y, según muchos estudiosos, a la idea de Europa.

Santiago es hoy la capital de Galicia –donde se asientan las sedes del poder ejecutivo (Xunta) y legislativo (Parlamento)–, tiene cerca de 100.000 habitantes y posee 1,3 millones de m2 de zonas verdes. Está en el centro geográfico de Galicia y muy bien comunicada por carretera, tren y avión. A sólo 35 km del mar, goza de una situación de privilegio que la aproxima tanto a las Rías Altas como a las Rías Baixas. Por la autopista del Atlántico, Santiago está a 40 minutos de A Coruña y Ferrol, a 30 de Pontevedra, a 50 de Vigo y a una hora de Ourense y Lugo. Su clima es atlántico y sin temperaturas extremas.

Decir Galicia es decir Santiago, y a la inversa. Por su rol capitalino y jacobeo, por su centralidad territorial, por su ubicación estratégica en el eje atlántico –articulado por la autopista del mismo nombre–, por su complementariedad con A Coruña y Vigo, por su aeropuerto internacional, y en definitiva porque Santiago es para el conjunto de Galicia una referencia política, social, económica y cultural.

El centro urbano está determinado por la zona vieja y el ensanche, que se convirtieron en amplias zonas residenciales y de servicios. Los campus y áreas universitarias están perfectamente integradas en la ciudad. Las comunicaciones interiores y metropolitanas aseguran la comodidad de los desplazamientos. Un tamaño abarcable, sin distancias largas, pensado para andar y pasear, hace de Compostela una ciudad cómoda, amable, funcional y estratégica.

Arquitectura, cultura, conocimiento y comunicación van de la mano. Un ejemplo singular es la Ciudad de la Cultura, en proceso de construcción, que representa una enorme infraestructura –obra del famoso arquitecto norteamericano Peter Eissenman– integrada por seis edificios: Teatro de la Música, Nuevas Tecnologías, Museo de la Historia, Biblioteca y Hemeroteca, Torres John Hejduk (recepción, información y exposición) y Servicios Centrales. Otro proyecto inmediato es la Ciudad de la Imagen, en la zona de la Televisión de Galicia y la Radio Galega. De hecho, casi todos los medios de comunicación audiovisuales presentes en Galicia tienen su sede central en Santiago. También interesa destacar el Campus de la Salud, que se configurará alrededor del moderno Hospital Clínico-Universitario.

El casco histórico, cuyo Plan Especial recoge la catalogación de 2.700 edificios, es uno de los más grandes y mejor conservados de Europa, reconocido por significativos premios internacionales en materia de rehabilitación. La Catedral, el Pazo de Raxoi, el Colexio de San Xerome y el Hostal de los Reyes Católicos conforman la espectacular plaza del Obradoiro, síntesis y símbolo de la espiritualidad, el poder civil, la enseñanza superior y la excelencia turística. Y en sus inmediaciones: plazas, rúas y fuentes, iglesias y conventos, parques y miradores; pero también un sinfín de cafés y pubs añejos y de estilo antiguo que se mezclan con modernos comercios e instalaciones culturales. Además, los 30.000 universitarios impregnan y matizan espacios y tiempos.

La fama de Santiago en los últimos años y su revitalizado camino de peregrinación hacen que vengan a la ciudad miles de caminantes y turistas en todas las épocas del año. De ahí que sea habitual ver y escuchar en las rúas empedradas, en los soportales y bajo el Arco de Palacio a artistas de calle: gaiteiros, guitarristas, tunos y mimos dan vida y color a una ciudad donde se confunden el tiempo presente y pretérito. Hablar de Compostela es hablar de una ciudad que medró, en buena parte, al ritmo de los universitarios, de la configuración y desarrollo como capital de Galicia y de la consolidación de servicios profesionales de calidad. Hablar de Santiago es hablar de la ciudad ideal para celebrar congresos y reuniones profesionales. Por tanto, elegir Santiago de Compostela es asegurar el éxito del acontecimiento.